Hasta los andares… una de picadillo sobre base de zanahoria y hojaldre

matanzaHace un par de meses me invitaron a celebrar una matanza en el campo. Sé que así a primeras suena algo sangriento y de película de miedo. Lo primero, un poquito. Lo segundo, seguro que no. De hecho, probablemente casi todos los que lean estas líneas tienen una idea de lo que es una matanza, que no es otra cosa que una fiesta en el campo para matar un cerdo y comerlo entre todos. Bueno, puede que más de uno vuelva a lo de la peli de terror.

cerdo matanzaQuizá debía haber advertido que esta entrada no es apta para vegetarianos y amigos de los cerdos. Y tampoco apta para americanos recién llegados a España -perdón, estadounidenses…- Para ellos es imposible comerse algo “con ojos” y ya no os cuento el espectáculo que puede ser una visita a un mercado de toda la vida con todas las partes del cerdo cada una por su lado…

Hablando de cerdos y de yanquis con aventuras a la española se me ocurre una anécdota para contaros… Espero no herir susceptibilidades, esto lo escribo con todo mi cariño a los americanos – un pueblo al que admiro y respeto tremendamente.

Un profesor amigo mío recibió un día a una alumna americana con rostro de estupor y la petición de cambiar de familia española en su programa de inmersión. La pobre niña -americana media de ojos claros, pelo pantene y cara angelical- estaba conmocionada. El abuelo de la familia había perdido una pierna en la guerra y llevaba una prótesis que al parcer el señor se ponía y quitaba según se le antojaba.

pata de jamónUno de esos días en los que el abuelo se paseaba libremente sin su pierna, la chica ideal casi salida de una serie de televisión llegó a casa a almorzar y al entrar en la cocina descubrió una pata de jamón recién comprada encima del poyete. Lo que todos hubiéramos celebrado con alegría, lo recibió la chica como una atrocidad. A la pobre niña no le llegaba la comida al cuerpo con cada corte de jamón que la familia saboreaba y se repartía con orgullo y felicidad. La joven americana salió de la casa estrepitosamente para acudir a su profesor – “su salvador”- y denunciar lo que estaba pasando en aquella casa del terror: “la familia come pierna de abuelo”. Os juro que no es un chiste. La realidad supera, siempre, la ficción. A la chica se le cambió de familia, por cierto. Ahora entenderéis lo que comentaba al principio de la matanza. No quiero pensar lo que sería invitar a un chico de estos a tan singular evento castizo y 100% español donde los haya.

hoguera matanzaLa verdad es que el cerdo es prácticamente la excusa para hacer la fiesta. Una fiesta que es todo un ritual para el grupo de amigos que la celebran desde hace años. Desde que compran el cerdo y lo alimentan durante meses, hasta el proceso de la matanza y la elaboración de los embutidos (chorizo, salchichón,…) pasando por el corte y distribución de la carne. Insisto con que de verdad no es una peli de terror. En mi caso, me ahorré presenciar el momento en el que lo mataban – una cobarde, lo reconozco. Pero sí me acerqué durante la discectomía y los cortes. Se aprende muchísimo de lo que lo que realmente comemos, aunque no se lo recomendaría a ningún escrupuloso.

chorizo y salchichónDespués de comer parte del cerdo, los embutidos se dejan secando un par de meses. Además también sobra carne y de ahí nos llevamos un poco de picadillo. No tenía muy claro que podíamos hacer con esto y se me ocurrió lo siguiente que espero que os guste:

Picadillo con zanahoria en salsa y base crujiente

By 03/16/2014

Ingredients

Instructions

1. Precalentamos el horno para introducir después la masa brise sobre una bandeja habiéndola pinchado previamente.
2. Pelamos y cortamos la zanahoria y la cebolla que sofreiremos y dejaremos a fuego lento con un poco de agua, pimienta en grano y laurel. Cuando empiece a pocharse la zanahoria, echaremos un chorreoncito de vino dulce. Lo dejaremos ahí hasta que se haga bien. El olor es espectacular!

3. En el horno haremos la masa hasta que se quede tostada y crujiente.

4. En una sartén con poquísimo aceite pasaremos el picadillo.

5. Sobre la masa brise, verteremos la zanahoria con su salsa y después encima el picadillo. Lo dejaremos en el horno muy caliente durante 10 minutos para que se tueste todo y se fusione.

vinito y picadillo

Print
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…
  • Alfonso MP

    jajaja eres una crack, Cris. Menuda pintaza tiene ese picadillo….el año que viene todos contigo y con el Ipi, nada de chorizos y todo al picadillo….

    Enhorabuena!!

    • crispi

      🙂 mil gracias Alfonso!!! A ver si organizamos una cenita o el concurso de tapas y degustamos los platos. Un beso!!